Seguimos modas sin darnos cuenta

Alta-CosturaLa publicidad y el mercado es una fuerza que nos supera, créeme que es así. Por mucho que uno diga que no es afectado por las ofertas y por las tendencias, el juego del mercadeo es tal que te obliga a mirar lo que está de moda e incluso a consumirlo.

No se trata de que se obligue a nadie a hacer algo que no desea, sino más bien que se persuade fuertemente hasta que la mente comenzó a aceptarlo.

Si te fijas, los anuncios comerciales se repiten una y otra vez y, eso que en un principio te parecía feo o de mal gusto, se comienza a ver como algo normal, como una norma, y allí comienza a parecer una buena ida.

Yo recuerdo cuando salieron los teléfonos inteligentes. Veíamos de una época en donde los teléfonos eran cada vez más pequeños, nos cambiaron las señas con teléfonos que volvían a ser grande y muchos quedaron extrañados y no se veían con tales  dispositivos.

Hoy en día, el consumidor compra teléfonos cada vez más grade y es que la moda, junto con el marketing lo fueron persuadiendo de que actuara de esa manera.

Lo mismo pasa con la ropa, uno piensa que existen tendencias que simplemente son ridículas, pero llena las  vitrinas con los mismos modelos que uno se llega a interesar, de hecho, legamos a vestir según lo que está de moda.

Podeos creer que nos resistimos a la oda, incluso habrán algunos que no se dan, peor siempre,  de una manera u otra, estamos predispuesto a caer en las nuevas tendencias y eso no es, necesariamente malo.

Uno tiene el derecho a equivocarse, y rectificar, eso es lo que pasa con los que aceptamos as modas des pues de un tiempo, lo que no se justifica es que cambiemos lo que conocemos de buenas a primeras.