Moda más allá de los vestidos

Hoy queremos hablar de modas más allá de lo que estamos acostumbrados, pues la alta costura a veces ni siquiera está de moda, simplemente es un mal uso del término. Las modas se dan gracias a las tendencias del mercado, es por eso, que cuando alguna prenda de una nueva colección  es popular se crea una moda.

Los seres humanos vivimos de moda en moda, es decir, por alguna razón nos gusta tener lo que tiene el otro, de hecho, compramos según este razonamiento, es decir, uno no compra para ser individual pues eso significa estar ante una situación e  la que no sabemos cuan buena va a ser nuestra decisiones.

Por ejemplo, si se trata de teléfonos, todos preferimos o iPhone o Android de alta gama y es que esos son los mejores teléfonos que existen (aunque no necesariamente los que ofrecen la mejor relación calidad precio)

Ahora bien, me gusta pensar que los que deciden hacer de un producto tendencia saben por qué lo hacen, por ejemplo, en el caso de iPhone u otros teléfonos de gama alta, existen características de seguirdad que son la envidia de cualquier cerrajero urgente fichet; esa sería una razón de peso para que una persona se decida a adquirir estos productos.

Para los que no saben, los iPhone tiene estos sistemas de reconocimiento de huella dactilar, muy parecidos a los que instalan los cerrajeros urgentes sadabell en las casa si garantizan que solo tú eres quien puede tener acceso al contenido.

Este tipo de odas sí que son buenas, y valdría la pena pagar un poco más por tenerla, pero siendo sinceros, los que siguen las tendencias no son personas que analizan las debilidades y fortalezas de un producto, más bien dejan que otros decidan por ellos.

Es así, la gente que compra iPhone no está pensando en la seguridad con huella digital, ni siquiera en el procesador o en la cama, ellos compran porque las personas que influyen sobre ellos lo hacen y punto. De hecho, existen mejores productos en el mercado, si, mejores que iPhone, que quizá no sean tan sofisticados, pero que, sin duda, tiene una mejor relación entre el precio y la calidad.

¿Por qué no compramos fuera del iPhone? Porque además de que estos teléfonos son una tendencia, está la presión social; quien  no tiene iPhone puede ser visto como una persona poco influyente, como alguien que no pertenece al círculo.

Sin dudas, la Apple y demás marcas de alta gama se favorecen de ese pensamiento humano y es por eso que, aunque sean los más costosos de todos, también son los más vendidos.