De dónde sale la inspiración

Al momento de diseñar ropa o cualquier otro producto, debe existir algún tipo de inspiración. Sí, es inevitable que nos inspiremos en algo para crear algo único.

Muchas veces le damos vueltas y vueltas a la cabeza hasta conseguir esa inspiración que hará que nuestra creación sea única e irrepetible; ese proceso suele ser muy complejo. Es complejo porque las buenas ideas no se dan en los árboles, y quizá una buena idea ya esté en uso, lo que hace que la descartemos.

Gracias a que el proceso de producción de nuevas prendas es creativo, se puede decir que todos los que trabajamos en el campo somos verdaderos artistas que sabemos ver más allá de lo obvio para poder ofrecer algo nuevo.

La inspiración sale de cualquier cosa, en verdad no hay secreto, quizá si existan técnicas usadas ara que la creatividad fluya mejor. Por ejemplo, ser muy detallista y observador es algo que se valora cuando se crean nuevas piezas de alta costura.

Otra táctica que suele funcionar es tratar de mejora algo que ya existe, haciéndolo mas funcional y atractivo; la verdad es que todo va a depender del tipo de personas que seas.

También es cierto que ya todo está hecho, por tanto es difícil que la inspiración nazca de algo que aún no se conoce, algo que está solo en la mente; en la moda más bien se juega con las formas, las texturas y los colores hasta tener una combinación inusual para el momento.

Quizá porque es un proceso tan creativo y no hay tantas vueltas que darle al diseño es que nos ponemos de acuerdo y creamos una tendencia que va hacia el mismo lado y que conocemos como moda.